Durante largos años he publicado varios trabajos originales, los cuales están bajo Derechos de Autor y diversas licencias en Internet, así que como es normal demandaré a todo aquel que publique algún contenido de mi blog sin mi permiso.
No sólo el contenido de las entradas es propio, sino también los laterales. Son poemas algo antiguos y desgraciadamente he tenido que tomar medidas en más de una ocasión.

Por favor, no hagan que me enfurezca y tenga que perseguirles.

Sobre el restante contenido son meros homenajes con los cuales no gano ni un céntimo. Sin embargo, también pido que no sean tomados de mi blog ya que es mi trabajo (o el de compañeros míos) para un fandom determinado (Crónicas Vampíricas y Brujas Mayfair)

Un saludo, Lestat de Lioncourt

ADVERTENCIA


Este lugar contiene novelas eróticas homosexuales y de terror psicológico, con otras de vampiros algo subidas de tono. Si no te gusta este tipo de literatura, por favor no sigas leyendo.

~La eternidad~ Según Lestat

sábado, 20 de noviembre de 2010

Comentario del Autor

Sé que dije que no publicaría con frecuencia, pero una ausencia prolongada por veinte días debo explicarla. He sufrido golpes duros, últimamente en cadena, algunos son de salud y otros son de mi círculo privado.

Debido a esto he tenido que descansar de publicar, centrarme más en los míos y en mí mismo. Lamento muchísimo mi ausencia, ya que para mí escribir es parte de mí mismo.

Espero que hayan pasado una quincena maravillosa y que esta que precede no los estrese, ya se sabe lo que ocurre con estos días. Los preparativos navideños nos colapsan y terminan dejándonos sin aliento.

Deseo seguir publicando más seguido, quizás los sábados, pero no es algo que pueda asegurar con rotundidad.

Gracias a todos los seguidores, dejen comentarios o no, y también a esos que no me siguen por el blog de forma contínua... pero sí por otros medios.

Arigato, Merci...

Les dejo con dos videos que no dejo de ver en las últimas horas:





Lestat de Lioncourt

No hay comentarios:

Gracias por su lectura

Gracias por su lectura
Lestat de Lioncourt