Durante largos años he publicado varios trabajos originales, los cuales están bajo Derechos de Autor y diversas licencias en Internet, así que como es normal demandaré a todo aquel que publique algún contenido de mi blog sin mi permiso.
No sólo el contenido de las entradas es propio, sino también los laterales. Son poemas algo antiguos y desgraciadamente he tenido que tomar medidas en más de una ocasión.

Por favor, no hagan que me enfurezca y tenga que perseguirles.

Sobre el restante contenido son meros homenajes con los cuales no gano ni un céntimo. Sin embargo, también pido que no sean tomados de mi blog ya que es mi trabajo (o el de compañeros míos) para un fandom determinado (Crónicas Vampíricas y Brujas Mayfair)

Un saludo, Lestat de Lioncourt

ADVERTENCIA


Este lugar contiene novelas eróticas homosexuales y de terror psicológico, con otras de vampiros algo subidas de tono. Si no te gusta este tipo de literatura, por favor no sigas leyendo.

~La eternidad~ Según Lestat

miércoles, 20 de febrero de 2013

Mi verdad y la tuya


Mi verdad y la tuya

Cabellos azabaches de ángel indómito,
piel de tibio mármol y sedas indias,
ojos llenos de gracia divina que son zafiros
lo cuales son zafiros de tonalidad de verdes pastos.

Jardín salvaje, tan indómito, que yo profané...
Labios jugosos y delicados que devoré
y pobres sentimientos que hundí en la lujuria.
No me arrepiento de nada, no aún.

Eres el muñeco de placer de éste demonio,
el cual juega contigo sin pensar en tu frágil condición.
Susurro plegarias obscenas tan ardientes como el fuego
y te hundo en mi lecho de sábanas revueltas.

Tu desnudez me excita incluso cuando la cubres,
pues puedo imaginar tu figura masculina
de cintura ambigua, nalgas apretadas y ombligo diminuto
arrojado en mi cama rogando que te haga mío.

¿Cuántas veces te he colocado mis esposas?
¿Cuántas veces has llorado por el placer que te ofrezco?
¿Cuántas veces has rogado que no me vayas?
¿Cuántas veces has gritado que me amas por encima de todo?

Y lo harás hoy y siempre... porque no puedes escapar de mi lado.  No puedes huir porque jamás has gozado así con otro.

No hay comentarios:

Gracias por su lectura

Gracias por su lectura
Lestat de Lioncourt