Durante largos años he publicado varios trabajos originales, los cuales están bajo Derechos de Autor y diversas licencias en Internet, así que como es normal demandaré a todo aquel que publique algún contenido de mi blog sin mi permiso.
No sólo el contenido de las entradas es propio, sino también los laterales. Son poemas algo antiguos y desgraciadamente he tenido que tomar medidas en más de una ocasión.

Por favor, no hagan que me enfurezca y tenga que perseguirles.

Sobre el restante contenido son meros homenajes con los cuales no gano ni un céntimo. Sin embargo, también pido que no sean tomados de mi blog ya que es mi trabajo (o el de compañeros míos) para un fandom determinado (Crónicas Vampíricas y Brujas Mayfair)

Un saludo, Lestat de Lioncourt

ADVERTENCIA


Este lugar contiene novelas eróticas homosexuales y de terror psicológico, con otras de vampiros algo subidas de tono. Si no te gusta este tipo de literatura, por favor no sigas leyendo.

~La eternidad~ Según Lestat

domingo, 13 de diciembre de 2015

Cambios y manías

Daniel nos habla de las manías... ¡Ah! Tengo muchas.

Lestat de Lioncourt 

Los viejos vicios persisten tras la conversión. He sido testigo de ver, en diversos y numerosos compañeros, costumbres o comportamientos raros o con una alarmante preocupación injustificada. Se obsesionan con cifras, el arte o con un tipo de vestimenta. Forma parte de ellos, quizás, es como una forma de aferrarse a lo que fueron o pudieron ser. El caso más llamativo es el de Marius.

He convivido con Marius a lo largo de casi dos décadas. Armand se deshizo de mí, preocupado y molesto consigo mismo, porque era incapaz de controlar mis fobias y terribles momentos de descontrol. Había quedado prácticamente aislado cuando Marius accedió a cuidarme. Desde el momento que Akasha murió prácticamente fui sentenciado a convivir con un vampiro milenario, el cual no suele tener sobrada paciencia. Para él fue un reto y para mí un milagro.

Marius es incapaz de comenzar a pintar un lienzo sin salir antes a la calle, visitando museos y diversos antros, porque sólo así se siente inspirado. A veces pinta frescos y siempre lleva consigo algunos botes de pinturas, brochas y diverso material en un pequeño maletín de cuero. Ha intentado, por activa y por pasiva, dejar sus viejas vestimentas en el olvido. Sin embargo, desde la última reunión volvió a buscar sus túnicas dejando a un lado los formales trajes a medida que había ido adquiriendo. Para él los pantalones son incómodos y una ropa bárbara. Hay que tener en cuenta que son prendas que implantaron los celtas, raza que también está vinculada en sus orígenes en más de una ocasión, pero no lo soporta. También hay que reseñar su pasión por el rojo, cosa que provocó que acabase salvando a Armand cuyos cabellos le recordaban al fuego y al color que tanto ama.

Pandora también tiene sus pequeñas manías con la ropa y colores, pues el color rojo también predomina en su vestuario. Así como Arjun o Seth que visten acorde a sus diversas culturas y costumbres. Lestat tiene una peligrosa obsesión con las botas, pues ama tener botas similares a las que una vez llevó cuando era un joven hijo de un marqués, así como con camisas de chorreras. Petronia se obsesionó con su trabajo como artista y joyera, provocando que los camafeos fueran su mayor distracción y símbolo de distinción entre el resto. Armand está obsesionado peligrosamente con la tecnología y con diversos artistas. Khayman llegó a estar horas escuchando canciones de Lestat en su época de rock star. Por mi parte, como no, sigo pendiente de las noticias y me gusta colaborar con Benjamín, el cual posee una predilección terrible hacia los sombreros y objetos que pertenecen a otras personas. Maharet amaba tejer y se desentendía del mundo cuando lo hacía. David Talbot sigue adicto y activo en su viejo trabajo de recolectar historias. Louis colecciona crucifijos y Flavius o Avicus son muy dados a coleccionar libros.

Si destripara el comportamiento de todos y cada uno de mis compañeros, o conocidos por medio de otros, podríamos ver que tienen diversas obsesiones y características que los hacen únicos. Es cierto que puede llegar a ser complicado, e incluso un gran problema si sois mortales, pero éstas manías parecen mantenernos unidos a la inmortalidad. Es parte de nosotros. Sin duda alguna es una forma de no olvidar quienes fuimos.



No hay comentarios:

Gracias por su lectura

Gracias por su lectura
Lestat de Lioncourt